Crianza
Tendencias

Pautas para un consumo televisivo adecuado en la infancia

Las nuevas plataformas de contenidos bajo demanda y televisión por streaming ofrecen un sinfín de posibilidades de entretenimiento para las familias. Cada vez es más fácil acceder a contenido de calidad que permite a padres e hijos disfrutar juntos de series y películas, ya sea en un dispositivo móvil, un ordenador o, por supuesto, a través de la televisión.

Sin embargo, las posibilidades que abre la tecnología también suelen presentar retos y la nueva era de la televisión no es una excepción. Los padres y profesores desempeñan un papel fundamental en las fases de desarrollo de sus hijos, por eso es importante que controlen adecuadamente.

Cómo conseguir que los niños consuman TV de forma responsable:

1. Animación no es igual a infantil. Con el fin de poder seleccionar el mejor contenido para los niños, se recomienda tener una idea general de la amplia oferta que existe. Se afirma que los contenidos infantiles que más valora en televisión son las series de animación con componente educativo. Por ello, y dado que existen series de animación para todas las edades, hay que tener en cuenta que muchas de ellas no son adecuadas para el público infantil.

2. Convertir el momento de ver la tele en un momento beneficioso y familiar. Acompañar a los niños mientras ven programas o películas es importante. Al realizar esta actividad de manera conjunta, los niños asociarán el hecho de ver la tele con una experiencia enriquecedora y en familia. «Así estaremos no sólo viendo la tele sino haciendo una actividad compartida, porque puede dar lugar a cantar con ellos, jugar…», asegura la psicóloga. Pasar ese tiempo juntos contribuye a estrechar lazos y a generar confianza. Además, los padres deben aprovechar este momento para explicarles, mediante el ocio, qué conductas son adecuadas y cuáles no

3. Sacar provecho a herramientas de control parental. «La televisión es una herramienta que nos acerca gran cantidad de contenido interesante para los niños, pero que también puede utilizarse de formas no apropiadas. Por eso, como padres es fundamental tener un control sobre lo que pueden ver».

La posibilidad de filtrar el tipo de programación que ven los niños es una herramienta muy útil para controlar aquellos contenidos que pudieran ser dañinos o violentos para los más pequeños.

4. Dedicarle un par de horas al día. «Las horas de exposición frente al televisor las debe determinar, por un lado, el tiempo que a cada niño le quede después de haber realizado otras actividades o tareas, como deporte, lectura o jugar con otros niños. Por otro lado, también el tiempo que dure cada programa seleccionado. Así estamos ayudando a desarrollar la capacidad de selección y discriminación de los niños; les estamos enseñando a ver programas de televisión y no simplemente a ver televisión», específica la experta.

Ver más más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas de ver

Close